OMBUSGAY

OMBUSGAY

lunes, 16 de septiembre de 2013

Avanza matrimonio igualitario en Sinaloa

Avanza matrimonio igualitario en Sinaloa


http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=6950
  • Trazan nueva estrategia para garantizar derechos de personas no heterosexuales
  • Mario Alberto Reyes
    México DF, septiembre 12 de 2013.
    Un juez federal de Sinaloa amparó a un grupo de ciudadanos no heterosexuales tras considerar que el Código Familiar vigente en esa entidad vulnera su derecho a ser tratados bajo el principio de igualdad y no discriminación.
    Al impugnar el Código Familiar aprobado de manera unánime por el Congreso local en enero pasado, los activistas de diversas organizaciones civiles sostuvieron que con dicha normatividad, los legisladores desobedecían el mandato constitucional ratificado en 2010 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, referente a garantizar el pleno respeto a los derechos humanos.
    El artículo 40 del Código Familiar del estado de Sinaloa, define al matrimonio como una institución por medio de la cual se establece “la unión voluntaria y jurídica de un hombre y una mujer, con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, con la posibilidad de generar la reproducción humana de manera libre, responsable e informada”.
    De acuerdo con Alex Alí Méndez Díaz, abogado e integrante del Frente Oaxaqueño por el Respeto y Reconocimiento de la Diversidad Sexual, la determinación del juez federal otorga a las parejas del mismo sexo de Sinaloa el derecho a contraer matrimonio.
    Mencionó que a diferencia de la manera en que se ha trabajado el tema del matrimonio igualitario en entidades como Oaxaca, Colima y Yucatán, donde las parejas del mismo sexo acudían al Registro Civil a solicitar el trámite, éste les era denegado y ante este acto de negación de derechos, los afectados recurrían al amparo; ahora la estrategia consistió en subrayar que no es necesario acudir al Registro Civil para dar por hecho que la normatividad del Código Familiar afecta la esfera jurídica de las personas no heterosexuales.
    El experto señaló que ante la inminente aprobación del Código Familiar, los activistas idearon la forma de impugnarlo por definir al matrimonio o concubinato en términos que únicamente harían posible el acceso a estas figuras jurídicas a las parejas heterosexuales. De esta manera decidieron interponer tres amparos, de los cuales, uno les fue otorgado el martes pasado.
    Sobre el concubinato, el artículo 165 del Código Familiar de Sinaloa, lo describe como “la unión de un hombre y una mujer, libres de matrimonio, hacen vida en común de manera notoria, permanente, han procreado hijos o han vivido públicamente como marido y mujer durante dos años continuos o más”.
    Al respecto, Méndez Díaz, quien se ha convertido en uno de los principales impulsores del matrimonio igualitario en el país, mencionó que lo alegado en los amparos, firmados por homosexuales y lesbianas, subraya que no se requiere acudir a las oficinas del Registro Civil para actualizar la afectación a su esfera jurídica, puesto que el simple hecho de no incluirlos en una norma y excluirlos sin fundamento alguno, vulnera su derecho a ser tratados bajo el principio de igualdad y no discriminación.
    Informó que dos de los tres amparos se resolvieron en sentido negativo porque los jueces argumentaron que hasta en tanto no hubiera una negativa de matrimonio, los derechos de las personas no se verían afectados.
    En contraste, el Juez Séptimo de Distrito, Teddy Abraham Torres López, con sede en la ciudad de Los Mochis, concedió el amparo 262/2013/1 al sostener que el Poder Legislativo de la entidad incumplió con su obligación de acatar el principio de igualdad y no discriminación al momento de crear la norma.
    La sentencia consideró que el Congreso y el Ejecutivo locales violaron las garantías individuales consagradas en los artículos 1 y 4 de la Constitución federal, a la vez que ordenó no aplicar a los quejosos en el presente ni en el futuro la norma declarada inconstitucional, “de tal suerte que se entienda que el matrimonio y la conformación del concubinato puede celebrarse y/o constituirse por dos personas”.
    El abogado indicó que a partir de la fecha en que los inconformes fueron amparados, tanto los legisladores como el gobernador del estado tienen un plazo de 10 días para impugnar la sentencia. Advirtió que de ocurrir esto, acudirán a la SCJN para que sean los ministros quienes dicten la última palabra.
    Los amparos fueron interpuestos por el Frente Oaxaqueño por el Respeto y Reconocimiento de la Diversidad Sexual, la Asociación Sinaloense de Universitarias y otras organizaciones civiles.
    Facebook: Agencia NotieSe
    Twitter: @Agencia_NotieSe
    Canal de YouTube: Agencia NotieSe
     
    Documento relacionado: