OMBUSGAY

OMBUSGAY

sábado, 22 de septiembre de 2012

Propuestas de democratización y diversidad sexual

Propuestas de democratización y diversidad sexual
por Enrique Adar Guadarrama Zea 

La manera en que una sociedad y un Estado trata a los disidentes sexuales, el respeto y la protección que les reserva, pero también el modo en que lo hace con las mujeres, las minorías religiosas, los migrantes, los niños, los ancianos, los indígenas, las personas con discapacidad y, en definitiva con todos y cada uno de los individuos, independientemente del color de piel, de las opiniones políticas o religiosas o de cualquier otra, es un indicador del grado de civilización y democracia de dicha sociedad y del estado de derecho de dicho Estado. 

En un Estado de Derecho, son fundamentales la paz y el orden mediante el respeto a los derechos humanos y la democracia, básicamente debe reconocerse el derecho a la igualdad, a la diferencia, la diversidad cultural y el pluralismo en la conformación de las familias,  es ahí en las familias donde debería inculcarse la democracia, la toma de decisiones consensuada, así como el acceso a la información, el derecho a la libertad de expresión y enfrentar y erradicar la discriminación, la violencia y la exclusión. Es muy importante poner énfasis en que no hay una única forma de constituir una familia, porque proponer una única forma de familia implicaría asumir una normatividad única para un fenómeno diverso. Consideramos que no hay un principio único, no hay una mejor o peor, todo depende de lo que sea valioso para cada individuo y en determinada sociedad. Así, lo que predomina al momento de elegir una pareja o formar una familia son los valores y los prejuicios, los anhelos religiosos e incluso los criterios estéticos y los proyectos de vida de cada persona. Por ello creemos que la educación y promoción en derechos humanos y la democracia, con especial atención en el derecho a la igualdad ciudadana y a la no discriminación, así como en el reconocimiento a la diferencia,  es de suma utilidad para combatir y erradicar cualquier tipo de discriminación; por eso es importante definir qué son los derechos humanos, cuál ha sido su evolución, cuáles sus características y su clasificación, para de esta forma respetar las diferencias, respetar al otro y para reconocernos como diferentes pero con igualdad de derechos, independientemente del color de la piel, la raza, la orientación sexual, la identidad sexo genérica, la etnia, el sexo, las discapacidades, las creencias políticas o religiosas, la edad, la nacionalidad, el estatus migratorio.[1] 

Sería  adecuado impulsar a la ciudadanía, la rendición de cuentas de los líderes no sólo políticos, también los religiosos así como los de la familia, pues sino si no se educa para el ejercicio democrático de rendición de cuentas  y la toma de decisiones desde la familia, no se educa para la ciudadanía plena y el ejercicio de la democracia. 

En cuanto a la democracia y el movimiento LGBTTTI, el concepto de democracia debe abarcar más allá del ámbito político,  como por ejemplo en el civil y lo social, en reconocer a los disidentes sexuales nuevos derechos, como a que su familia sea reconocida por el Estado, impulsar de la formación de ciudadanía, ganar espacios en los medios de comunicación y las políticas públicas en relación con la diversidad sexual, defender la igualdad ante la ley, promover que las denuncias contra actos de discriminación sean sancionadas, así como que accedan a una  vida libre de violencia y el derecho a la paz, acceso a la información, donde además se impulse la libertad de asociación y de expresión responsablemente, acceso al empleo y la seguridad social sin restricciones, asi como modificar los bandos de policia que provocan la discriminación, que ademas las personas que integran la diversidad sexual tambien puedan acceder al ejercito, la policia y los deportes, que se realiza un censo oficial de la población de la diversidad sexual, que se creen becas y empleos para las personas LGBTTTI que se encuentren en estado de indefensión, así como aílos para quienes son personas de la tercera edad LGBTTTI.

Sin duda, faltan muchos otros temas, como facilitar el acceso a la justicia, el combate a la impunidad, mejorar la seguridad pública y los derechos económicos y sociales en la Ciudad de México. El que los disidentes sexuales participen más activamente como candidatos a elección popular hará una democracia más participativa, que al mismo tiempo sus candidaturas ciudadanas sean independientes y no sean patrocinadas por algún partido político, o explorar las acciones afirmativas de cuotas por orientación sexual en los partidos políticos a fin de asegurar un representante en las legislaturas, la posibilidad de iniciativas de ley por los disidentes sexuales, el derecho a convocar consultas populares sobre temas de especial trascendencia en materia de diversidad sexual en la Ciudad de México, así como los derechos a un medio ambiente sano, que no fueron abordados aquí, que en el Posgrado de Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México(UACM) se cree una cátedra para estudios sobre la diversidad sexual.

[1] Guadarrama Zea Enrique Adar. Artículo “Derechos Humanos, Democracia y Diversidad” en Blog Diversum México en   http://diversummexico.blogspot.com/2011/04/derechos-humanos-democracia-y.html  consultado el 30 de abril de 2011.

No hay comentarios: