OMBUSGAY

OMBUSGAY

viernes, 23 de marzo de 2012

PERÚ: "Loxoro", la voz de los transexuales peruanos que saltó al cine

"Loxoro", la voz de los transexuales peruanos que saltó al cine

El filme revela el mundo de una minoría sexual discriminada y estigmatizada por una sociedad conservadora.
Afp
Publicado: 23/03/2012 12:08
Lima. Diariamente, al caer la noche, un lenguaje extraño y encriptado se escucha en algunos barrios de Lima: es el 'loxoro', una forma de hablar de la comunidad transexual peruana, tema central de un cortometraje de la cineasta Claudia Llosa, premiado en el último festival de Cine de Berlín.

Claudia Llosa, ganadora en 2010 del Oso de Oro del Festival de Berlín por su largometraje La teta asustada, esta vez obtuvo el Teddy Award en el mismo festival, en febrero, máximo galardón que se concede a cortometrajes de temática gay, lésbica o transgénero.

El loxoro o lóxoro es "un lenguaje cifrado con aspecto de dialecto que utiliza nuestra comunidad transgénero como defensa para mantener nuestra intimidad y defendernos de las agresiones", afirma a la AFP Belissa Andía, activista transexual, directora de la ONG Instituto Rumi y fundadora del grupo travesti Claveles Rojos.

"Claudia Llosa nos ha permitido agrietar la barrera de la discriminación y abrir una ventana para el posicionamiento político de nuestros derechos, como acceso a un trabajo digno, presentando una realidad que invita a la reflexión", añade.

Belissa Andía actúa en el cortometraje como Makut' una madre adoptiva que busca en bares y discotecas de los bajos fondos de Lima a su desaparecida hija 'Mía' con ayuda de La Pozo, otra hija adoptiva, personajes interpretados por Ariana Wésember (19 años) y Pilar González (24), respectivamente, transexuales en la vida real.

¿En que consiste el loxoro? "Es el español, se desarticula una palabra en sílabas, agregándole una sílaba más al final para despistar a quienes no son trans", responde.

"Utilizamos las sílabas 'xara', xere', 'xiri', xoro' 'xuru' que, añadidas a las palabras y pronunciadas dan la impresión de ser un idioma distinto, inentendible a cualquier extraño cuando se habla rápidamente", explica.

Desde Barcelona, donde está radicada, Claudia Llosa dijo días atrás a una televisora limeña que el loxoro "es un lenguaje vivo que desencripta y encripta las palabras, en constante mutación, que incorpora vocablos nuevos y va cambiando de generación en generación".

A modo de ejemplo, Andía señala que la palabra casa se pronuncia 'cáxara saxara'. Y traducido al loxoro el nombre Claudia Llosa se pronunciaría así: "clauxara diaxara lloxoro saxara".

Pilar Gonzáles afirma que esa forma de comunicación "es para pasar desapercibidas y conversar nuestras cosas delicadas sobre nuestras parejas y otras cosas sin que los que están a nuestro alrededor nos entiendan".

Andía, que pasa lo 50 años, no sabe cuándo surgió, pero lo descubrió en los años 1970 entre los transexuales dedicados a la prostitución en barrios populares y de clase media y alta. Luego se extendió a los salones de belleza.

El loxoro también se habla a pocas cuadras del Palacio de Gobierno en el centro histórico de Lima, donde los transexuales se ofertan ante los curiosos, en medio de la persecución policial.

Con el paso de los años el lenguaje, hablado por al menos 500 personas (un número en aumento), ha incorporado nuevas sílabas como 'kuti', 'ipi', 'apa' y otras, acuñadas por transexuales jóvenes, lo que lo vuelve más complicado a los ajenos a la cofradía transgénero.

A partir del cortometraje triunfante en Berlín, Andía y Gonzáles se han propuesto hacer un diccionario de su lenguaje y tienen en mente hacer consultas con especialistas en lingüística para concretar su proyecto.

"El transexual se enajena de su propio cuerpo; se siente disconforme con su sexo y recurre a veces a la cirugía. Se entiende como cambio de sexo, pero es una adecuación estética", según Andía.

Víctimas de discriminación y abusos "unos 500 transexuales y homosexuales fueron asesinados por las guerrillas Sendero Luminoso y MRTA durante la guerra interna (1980-2000) en Perú", según el Movimiento Homosexual de Lima (MHOL).