OMBUSGAY

OMBUSGAY

martes, 9 de agosto de 2011

Nos pudrimos a cambio de ser mujeres”: transexuales

Nos pudrimos a cambio de ser mujeres”: transexuales



  • La necesidad de concordar mente y cuerpo nos pone en peligro, aseguran

  • Reprueban la representación que tuvieron en el reality show “La homofobia está out”
    Guillermo Montalvo Fuentes - enviado
    Villahermosa, Tabasco, julio 28 de 2011.
    A cambio de tener una cadera femenina, nalgas y pechos de mujer, muchas transgénero ponen en riesgo su salud y en ocasiones hasta su vida, sobre todo aquellas que carecen de información y servicios médicos. Por tal motivo, representantes de este colectivo aprovecharon su participación en el XII Congreso Nacional sobre VIH/sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual, que se realiza en esta ciudad, para hablar del tema e invitar a las mujeres trans a que cuiden su cuerpo.
    De acuerdo con Lola Deja-vu Delgadillo Vargas, mujer transgénero y activista de la organización civil michoacana “Tarascas en busca de la libertad”, es tanta la necesidad psicológica que tiene la mujer trans de hacer concordar su mente con su físico, que muchas de ellas recurren a la práctica de inyectarse aceite para cocinar o alguna otra sustancia que puede generarles lesiones.
    “Es un error pensar que las únicas que queremos hormonizarnos o alterar nuestro cuerpo somos aquellas que nos dedicamos al trabajo sexual, no es así, eso es general en todas las trans, sin embargo, llega un momento en el que tu cuerpo rechaza las sustancias que le inyectas, se hacen abscesos, úlceras y heridas que nos ponen en riesgo; nos pudrimos en el afán de convertirnos en mujer”.
    Explicó que estas lesiones implican un riesgo para todas, pues muchas veces la jeringas se reciclan con lo que aumenta el riesgo de contraer VIH/sida, además de que las heridas pueden ser una puerta de acceso para el virus en quienes se dedican al trabajo sexual, al momento de que una eyaculación pueda entrar en contacto con estas.
    Por tal motivo, señaló como urgente la necesidad de establecer clínicas dedicadas únicamente al tratamiento de mujeres trans, además de concientizar a las integrantes de esta comunidad para que no pongan en riesgo su salud y su cuerpo.
    Un “macho mujer trans” no nos representa
    Al cuestionarle a Delgadillo sobre la importancia de que una mujer trans fuera la ganadora del reality show “La Homofobia está Out”, proyecto financiado por el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida, y el cual tuvo por objetivo formar defensores de derechos humanos de la diversidad sexual, la activista aseveró que alguien que se define como “macho mujer trans” no puede representar al colectivo.
    Explicó que de esta manera se describió la ganadora del concurso, mujer muxe de Oaxaca, por eso, dijo, no encontraron en ella a una representante de la comunidad trans.
    “Hemos peleado en muchos espacios por ser reconocidas como mujeres trans, y no como hombres que tienen sexo con otros hombres, ¿cómo puedo decir que me identifico con una que dice de sí misma ser un macho?”.
    De acuerdo con Deja-vu en “La Homofobia está Out” no hubo representación de las transgénero ni de las transexuales, por lo que lamentó que se invirtieran en el concurso dos millones de pesos, cuando, dijo, se pudieron hacer diez proyectos de 200 mil pesos para prevención de VIH/sida.
    “Para ver cómo un grupo de personas se divierte, mejor me meto a Internet o enciendo el televisor y me pongo a ver un rato Cartoon Network”, concluyó.