OMBUSGAY

OMBUSGAY

sábado, 15 de enero de 2011

Pareja lésbica logra afiliación al IMSS

Pareja lésbica logra afiliación al IMSS
Ya no hay impedimentos legales para otorgar seguridad social a parejas del mismo sexo, dicen
Con esto el IMSS se pone a la vanguardia, señalan
Guillermo Montalvo Fuentes
Las activistas obtuvieron registro en el IMSS. Foto: Guillermo Montalvo
México DF, enero 12 de 2011.
Las activistas por los derechos de gays y lesbianas en el Distrito Federal, Lol-Kin Castañeda y Judith Vázquez, acudieron hoy a la Unidad de Medicina Familiar No. 11, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para realizar el registro que les otorga seguridad social como matrimonio, convirtiéndose en la primera pareja del mismo sexo que cuenta con este derecho.
A casi nueve meses de matrimonio, Castañeda pudo finalmente inscribir en el IMSS a su esposa como beneficiaria, en un trámite que, como en cualquier otro caso, consistió en entregar documentación oficial y llenar la solicitud de registro, además de que para esto se modificó el sistema de la institución, pues anteriormente no hacía válido este derecho a parejas de gays y lesbianas.
“Ahora sí ya no hay impedimentos legales para otorgar seguridad social a las parejas del mismo sexo en la Ciudad de México y en todo el país”, resaltó la activista.
Sin embargo, y ante la posibilidad de que otros derechohabientes encuentren complicaciones al momento de hacer el mismo trámite, Judith Vázquez señaló que a partir de ahora no tiene por qué haber impedimentos, y en caso de que los hubiera, sólo quedaría evidenciada la discriminación por parte del organismo.
Por su parte, Castañeda Badillo advirtió que la negativa del gobierno federal a validarles este derecho, es un absurdo, pues “no tiene sentido justo ahora que el Jefe del Ejecutivo Felipe Calderón promueve su más grande política del Seguro Popular, al mismo tiempo, impida el ejercicio de los derechos laborales a las parejas de gays y lesbianas”, tanto en el IMSS como en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado”.
La activista calificó como “absurda” la insistencia del gobierno de derecha, y de las instituciones federales, por mantener un orden que ya no existe en una sociedad que se ha transformado a lo largo de la historia.
Luego de que el IMSS rechazara la solicitud que hizo Castañeda para inscribir a su esposa como beneficiaria, la activista promovió un juicio de amparo, el cual le fue otorgado el 9 de noviembre de 2010. Sin embargo, semanas después el gobierno federal interpuso un recurso de revisión a la sentencia, mismo al que finalmente renunció el pasado 6 de enero y con lo que se pudo concretar el día de hoy la demanda de Castañeda Badillo.