OMBUSGAY

OMBUSGAY

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Adolescente gay defiende a profesor suspendido tras luchar contra acoso homofóbico

Adolescente gay defiende a profesor suspendido tras luchar contra acoso homofóbico Enviado por Enoch el 16 Noviembre 2010 en Derechos, Discriminación, Educación, Estados Unidos/Canadá, Homofobia/transfobia, Noticias, Religión

Jay McDowell, un profesor de enseñanza secundaria en Howell, Michigan, fue suspendido el mes pasado por amonestar a estudiantes homófobos. En una junta escolar posterior, el joven abiertamente homosexual de 14 años Graeme Taylor salió en su defensa con una intervención sorprendentemente lúcida e inspiradora.

Durante el Día Contra el Acoso en la Escuela, y conmovido por la reciente ola de suicidios, el profesor McDowell vistió una camisa púrpura para mostrar su solidaridad con los estudiantes LGTB. Tras una discusión sobre derechos LGTB, McDowell expulsó a dos estudiantes que se negaban a aceptar a sus compañeros homosexuales “por ir contra su religión”. Ello desembocó en la suspensión sin sueldo durante un día del propio McDowell.

Pero la cosa no acabó ahí: en una reciente junta escolar el alumno Graeme Taylor saltó en defensa del profesor suspendido, y el vídeo de su intervención ha corrido en internet como la pólvora. En su breve discurso Taylor se presenta a los asistentes como alumno gay, y menciona los problemas que ser joven y homosexual puede conllevar. Recuerda el deseo de Martin Luther King de que algún día sus nietos pudieran vivir sin ser juzgados por el color de su piel, y declara que a él también le gustaría que fuésemos juzgados por nuestra personalidad, no por el objeto de nuestro amor. Comenta la triste fama de Howell como capital del Ku Klux Klan, y cómo la suspensión del profesor no contribuye precisamente a limpiar la imagen de la ciudad. Taylor alaba a McDowell por defender a los estudiantes LGTB, en un entorno en el que se profieren insultos terribles, insultos que contribuyen a empujar al suicidio, y pregunta a los miembros de la junta escolar si ése es realmente el ambiente que desean en un centro educativo. Por ello, Taylor los exhorta a rectificar las medidas disciplinarias contra McDowell, quien en su opinión hizo algo muy positivo y que ha inspirado a mucha gente.
Lo ocurrido en Howell va a desembocar al parecer en la puesta en marcha de un plan anti-bullying, y ha alcanzado notoriedad en los Estados Unidos, ya que pone a la luz cuestiones que se repiten a lo largo y ancho del país. Ante el creciente número de suicidios adolescentes, muchas escuelas han introducido medidas contra el acoso homofóbico, en muchos casos derivando en un debate sobre los derechos LGTB. Así, para algunos la mera mención de la homosexualidad como una orientación válida atenta contra unos supuestos valores familiares, mientras que para otros no hay forma de luchar contra el acoso homofóbico sin avanzar en los derechos LGTB. Análogamente, algunos piensan que el profesor McDowell violó la libertad de expresión de los estudiantes que amonestó, mientras que para muchos otros es un héroe.

Un héroe como el joven Taylor.