OMBUSGAY

OMBUSGAY

martes, 15 de junio de 2010

"MUSULMANES EN ESTADOS UNIDOS, GUANTANAMO Y DERECHOS HUMANOS”

"MUSULMANES EN ESTADOS UNIDOS, GUANTANAMO Y DERECHOS HUMANOS”
ENRIQUE ADAR GUADARRAMA ZEA
MIERCOLES 28 DE ENERO DE 2009
El texto de Roberto Montoya , nos presenta la situación de los musulmanes tanto en Estados Unidos como en Guantánamo, Irak y Afganistán, aun cuando los Estados unidos fueron uno de los países promotores de la declaración Universal de los derechos Humanos y de la constitución de las Naciones Unidas, lamentablemente en el tiempo esa voluntad fue decayendo y los valores y principios sustentados quedaron en lo formal y en muchos casos fueron violados sistemáticamente. Las tensiones internacionales fueron agudizando y con el fin de la Guerra Fría, Estados Unidos fue avanzando en imponer su hegemonía e intereses al resto del mundo, a través de intervenciones armadas o injerencia en los asuntos internos de otros países, violando el derecho internacional, entre los que podríamos señalar los Acuerdos de Kyoto y el Tribunal Penal Internacional con absoluta impunidad. Aunado a que el ¿atentado? Terrorista del 11 de septiembre le permitió al gobierno de George Bush actuar sin el consentimiento de las Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad. Las torturas en Iraq y Afganistán, como en la base militar de estados Unidos en Guantánamo, ponen en evidencia la falta absoluta de respeto a la soberanía de los pueblos, transformando las bases en centros de torturas y aplicando métodos aberrantes que violan los derechos humanos. Y al mismo tiempo se ha transformado en un estado terrorista, poniendo en evidencia sus verdaderas intenciones, levantando acusaciones falsas para justificar sus acciones –como el uso de armas de destrucción masiva, nunca encontradas en Iraq. El imperio muestra su verdadero rostro marcado por la destrucción y la muerte.
Es importante recordar que fue estados Unidos quien ayudo a Osama bin Laden a crear Al Qaeda, al financiar y armar a decenas de miles de muyahidines provenientes de distintos países, en su afán de que éstos atrajeran a Afganistán y derrotaran a las tropas soviéticas. Los hombres y mujeres soldados en Iraq, responsables de aplicar tormentos y vejaciones morales, físicas y psicológicas contra los prisioneros, y sus testimonios en el juicio –después del escándalo e indignación internacional al difundirse las fotografías, en las que se los ve animando a perros a atacar a los prisioneros, u obligando a esas masas humanas desnudas a actos denigrantes, y en las que sonríen mostrando a sus víctimas como si fueran animales, nos retrotraen a situaciones que se vivieron en países bajo dictaduras militares. Tanto el presidente Bush, como el secretario de Estado Donald Rumsfeld y Tony Blair, premier de Gran Bretaña, no podían ignorar qué pasaba en las cárceles de Afganistán e Iraq, en la ya tristemente célebre Abu Ghraib, prisión que fuera utilizada por Sadam Hussein y que actualmente por el ejército de Estados Unidos con los mismos fines, de aplicar torturas, provocar muertes y el trato cruel y degradante que viola los derechos humanos. También Gran Bretaña, Italia, España durante el gobierno de José María Aznar, son coparticipes y responsables de crímenes de lesa humanidad, que es necesario recordar que estos crímenes de lesa humanidad no prescriben en el tiempo.