OMBUSGAY

OMBUSGAY

sábado, 12 de junio de 2010

GDF: ¿GAY FRIENDLY?

GDF: ¿Gay friendly?
Por: José Luis Castillo
El Distrito Federal se prepara para ser sede, por trigésima segunda ocasión, de la Marcha del Orgullo LGBTTTI. Se trata, nadie lo duda, de la manifestación política más importante de la población de la diversidad sexual que, a pesar de todos los avances que se han sucedido para reconocer sus derechos, sigue siendo considerada como ciudadanos de segunda. Si alguien pensó que con la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo sexo la lucha estaba terminada, ¡bienvenido de vuelta a la realidad!
El próximo sábado 26 de junio se verá verdaderamente si el Distrito Federal, que ha sido gobernada por la izquierda desde más de una década, es, como han afirmado en días recientes sus flamantes dirigentes, una ciudad “gay friendly”.
¿Qué significa esto? La amistad con sus habitantes homosexuales no se representa únicamente con la apertura de una oficina especializada en ofrecer información a los turistas gays (cualquier persona puede recibir orientación en este sentido sin tener que especificar su preferencia sexual), sino en la voluntad de alcanzar el respeto pleno y sin condiciones de todos los derechos relacionados con su identidad, que incluye, sí, la libre manifestación pública (consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos) en demanda del reconocimiento de esos derechos que siguen sin concretarse.
A poco más de dos semanas para la realización de la XXXII Marcha del Orgullo LGBTTTI, el Gobierno del Distrito Federal no ha dado respuesta oficial para que esta manifestación llegue, como todos los años, al Zócalo capitalino, debido a que la plancha está ocupada, a partir de hoy, por el FIFA Fan Fest. A poco más de 15 días de que se lleve a cabo la concentración más importante de la población de la diversidad sexual, el GDF no ha comenzado aún el trabajo en conjunto entre los organizadores que garanticen la seguridad de las más de 500 mil personas que se espera asistan este año.
Como manifestación política, las lesbianas, los gays, los bisexuales, los transexuales, los travestis, los transgéneros, los intersexuales y también miles de heterosexuales, desfilaremos en nuestra cita anual por las calles del Paseo de la Reforma para demandar el reconocimiento de nuestros derechos no sólo en el Distrito Federal, sino en todos los estados que integran la República Mexicana.
Ni los intereses de una empresa refresquera trasnacional ni los de un organismo deportivo internacional deben estar por arriba del bienestar común de los habitantes del Distrito Federal.
Si la administració n de Marcelo Ebrard quiere erigirse como un gobierno “amigable con los gays”, ya debería estar trabajando en colaboración con los organizadores de la Marcha del Orgullo LGBTTTI para la realización de esta manifestación política. El compromiso con sus ciudadanos es cientos de veces más importante que cualquier interés privado. Que nadie tenga duda.
*Coordinador del Grupo Homosexual de Acción e Información
joselo_castillo@ hotmail.com