OMBUSGAY

OMBUSGAY

lunes, 23 de julio de 2007

El VIH y el Trabajo

POR: ENRIQUE ADAR GUADARRAMA ZEA.- LICENCIADO EN DERECHO POR LA UAM, TRABAJA PARA LA SECRETARIA DE EDUCACION PUBLICA Y ES PRESIDENTE DEL GRUPO DIVERSUM MEXICO

El SIDA es un problema social y de salud pero también laboral, es una enfermedad que además de provocar la pérdida de una importante fuerza de trabajo, muestra la insensibilidad de patrones y la discriminación de la que son victimas los empleados que viven con VIH o SIDA.

Además del costo en salud, social, cultural y psicológico y sobre todo de vidas, que representa el SIDA, esta enfermedad también es una pérdida irrecuperable para el ambiente laboral en todo el mundo

La mayoría de las personas que viven con VIH en México están en edad de trabajar, es decir que dentro de algunos años una gran parte de este porcentaje de personas que viven con VIH se incapacitaran por alguna enfermedad relacionada al SIDA o en el peor de los casos perderán la vida, es decir miles de personas que pudieran estar trabajando, entre personas que se dedican al trabajo domestico, servicios, profesionistas, mandos altos, becarios y expertos en todo tipo de temas.

El riesgo es mayor si no mejoran las posibilidades para estos trabajadores de acceder a un tratamiento, la pérdida será de cientos de trabajadores, lo que podría convertirse en la mayor causa de incapacidad y mortalidad en el mundo laboral.

El tema de la discriminación y el VIH es palpable pues aun son muchas empresas y altos directivos que siguen asociando la homosexualidad como causa del SIDA y por lo tanto no contratan trabajadores con diferentes orientaciones sexuales o identidades y además de negarles el empleo también les niegan el acceso a la seguridad social y por consiguiente a tratamientos. Sin embargo a la larga también se verán afectados sus negocios ante la perdida de estos talentos.

Otro dato preocupante para el mercado laboral es el hecho de que son cada vez más jóvenes los que adquieren el vih, es decir, la nueva generación de la fuerza de trabajo, de los empresarios e innovadores del mañana.

A ello, habrá que añadir a aquellas personas, también jóvenes que dejan de estudiar o trabajar para cuidar a sus parientes enfermos relacionados al sida o que al perder a sus padres, por esta causa, pierden sus trabajos o escuelas por discriminación.

Sin embargo estos argumentos no son suficientes para convencer a las empresas y los gobiernos que deben invertir en la prevención y atención para los trabajadores.

Algunas recomendaciones

Es urgente que la comunidad empresarial y el gobierno aborde el problema del sida desde un punto de vista laboral y eso significa que se respeten los derechos laborales y la seguridad social de los empleados para que tengan acceso a tratamiento especial para atenderlo y combatirlo, al mismo tiempo es esencial ir a la raíz de la transmisión y mejorar la prevención.

Transformar actitudes en el lugar de trabajo, la permanencia de niñas y niños que viven con VIH en las escuelas, la capacitación laboral y la mejoría de la situación de las mujeres, a través de la legislación, para que puedan defenderse en caso de abuso sexual, acosos y/o violaciones en el entorno laboral.

En un período relativamente corto, la pandemia del VIH/SIDA se ha convertido en uno de los temas laborales más urgentes de nuestra época. Además del impacto devastador de la epidemia sobre mujeres y hombres y sus familias, el mundo del trabajo se ha visto afectado de diversas maneras.

Por ejemplo por la discriminación contra las personas con VIH/SIDA, que atenta contra los derechos laborales fundamentales y afecta las posibilidades de obtener un trabajo decente y digno. Donde se respete el derecho a la no discriminación por orientación o identidad sexual, la igualdad de género, en un ambiente de trabajo saludable, no realizar exámenes de VIH con propósitos de empleo, que se respete la voluntariedad y confidencialidad en las pruebas de detección de VIh y la continuidad de la relación laboral en caso de vivir con VIH o SIDA. Estos son algunas sugerencias que pueden servir de referencia para empleadores y sindicatos que negocian acuerdos sobre como manejar el tema del VIH/SIDA en el trabajo.

Ejemplos de cómo afecta el vih en el trabajo los da la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

Durante el Día Mundial del Sida en 2006: La epidemia del VIH/SIDA ha sido causa de la pérdida de 1 millón de nuevos empleos por año, dice nuevo informe de la OIT El lugar de trabajo debe convertirse en puerta de entrada para la prevención y el acceso al tratamiento[1]

1 de diciembre de 2006 - El implacable avance del VIH/SIDA está provocando una evidente reducción del crecimiento económico y laboral en los países más afectados, amenazando sus esfuerzos por reducir la pobreza, crear empleo, en especial para los más jóvenes, y combatir el trabajo infantil, alertó hoy un nuevo informe de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

Día Mundial del SIDA 2006 La fuerza de trabajo y el VIH/SIDA: El empleo es vital
30 de noviembre de 2006 - En 2005, más de 3 millones de personas que formaban parte de la fuerza laboral del mundo estuvieron impedidos de trabajar de manera parcial o total a causa de afecciones relacionadas con el SIDA.[2]

[1] http://www.ilo.org/global/About_the_ILO/Media_and_public_information/Press_releases/lang--es/WCMS_080636/index.htm
[2] http://www.ilo.org/global/About_the_ILO/Media_and_public_information/Press_releases/lang--es/WCMS_080659/index.htm

No hay comentarios: